¿Pero va a ser viral? Esa pregunta la he escuchado varias veces al hablar de contenidos en redes sociales. No importa si se trata de una campaña o un video de 14 segundos en Instagram: muchos creen que el marketing viral es algo que se puede garantizar, cuando la verdad es que quien lo prometa está diciendo una gran mentira.

marketing viral

Hay varias premisas que pueden convertir un video, un artículo o una foto en algo que “todos compartimos” en la red, casos de éxito que demuestran que la clave está en las emociones. Sin embargo, esa elección queda en el usuario, el lector o consumidor. Son ellos quienes decidirán si comparten determinado contenido y eso depende directamente del grado de conexión que establezca.

Pero ¿qué pasa cuando, pese a lograr la ansiada viralidad, no logra el objetivo que se planteó tu campaña en redes sociales? ¿El marketing viral basta como objetivo en sí mismo? ¿Qué vale más en internet?

El gobierno de Nueva Gales Sur, en Australia, lanzó la campaña “You’re worse on weed” (algo como “eres peor con marihuana”), para concientizar sobre el consumo de cannabis y sus efectos negativos en los adolescentes. Lejos de lograr una mirada seria a las consecuencias del uso de la droga, los comerciales han generado conversaciones en las redes sociales que dejan de manifiesto la gracia con la que ha sido recibida la campaña, pues el personaje que la protagoniza es un oso perezoso, que a la mayoría le parece adorable y gracioso. Para nada negativo.

¿Tus campañas de marketing viral logra los objetivos?

Es un hecho. Utilizar el humor como vía puede ser contraproducente, cuando tu objetivo es crear conciencia. Esto llama la atención sobre la importancia del planteamiento de la estrategia desde el día uno cuando se definen los objetivos, la audiencia y premisas que determinarán el tono del contenido.

La etiqueta #StonerSloth reúne miles de comentarios desde todas partes del mundo con sus impresiones acerca de la campaña. Sin duda, los objetivos de alcance y engagement fueron superados. Pero, ¿y la concientización? Algunas de las opiniones fueron: “¿Cuántos habrán empezado a fumar marihuana después de ver los videos de #StonerSloth?”, “Es la mejor invención de Australia”, “Qué tan drogados estaban los creadores de la campaña #StonerSloth”, y un largo etcétera.

Para algunos, en redes sociales, el marketing viral lo es todo, aunque pase por encima de convenciones sociales y valores establecidos. No tengo la respuesta sobre lo que es correcto o no, pero mirándolo netamente desde el punto de vista del mercadeo y la estrategia de contenidos, si no conseguiste tu objetivo principal de campaña se trata de un fracaso. Aunque de rebote te haya proporcionado otras ganancias.

 

Comments are closed.