Errores de social media

¿Sabías que los errores de social media no sólo pueden derrumbar tu presencia online, sino que te pueden costar tu trabajo? Eso fue lo que sucedió con los personajes que veremos a continuación… Estos criminales de las plataformas digitales no supieron diferenciar el límite entre lo cómico, lo que podría volverse viral, lo vergonzoso y lo inapropiado. Para ellos el juego acabó cuando se dieron cuenta que una burla, un chiste o un comentario fuera de lugar trajo consecuencias fatales, tanto para su reputación en línea, como en la vida real. Se hizo justicia online con los que creían que podían salirse con la suya al hacer un mal uso del social media.

errores de social media

Caso # 1

Si eres publicista, no querrás hacer esto. La verdad es que no querrás hacer esto si eres humano, tienes 4 dedos de frente y aprecias tanto tu vida como las de los demás. Es uno de los errores de social media más típicos: una broma en el momento y lugar menos adecuado… Pero esto merecería un premio por llevar las cosas a un límite fatal. Justine Sacco, directora de arte senior en IAC, aprendió la lección de cuidar lo que se dice en medios digitales de la manera más vergonzosa (y nosotros agregaríamos “necesaria”): al abordar un avión hacia Sudáfrica publicó un tweet diciendo: “Yendo a África. Espero no contagiarme con SIDA. Sólo bromeando. Soy blanca”. ¡No se preocupen! Lo pagó caro. Mientras estaba en el aire el tweet se volvió viral y se convirtió en trending topic a nivel mundial. Cuando aterrizó ya había sido despedida. El castigo estuvo suave para lo que en verdad se merecía por uno de los errores de social media más garrafales ¿no te parece?

Caso # 2

La empleada de Yelp, Talia Jane, publicó una carta a través de Medium para el CEO de la empresa, Jeremy Stoppelmann, en la que se quejaba de que la compañía le pagaba tan poco, que tenía que gastar el 80% de su sueldo en la renta. Eso fue suficiente para que la empresa le dijera adiós y ella se quedara sin esos cheques. Inmediatamente después de la publicación, Recursos Humanos fue notificado y tomaron acción por la violación de “términos y conducta” del negocio. Los problemas financieros deben ser privados y manejados con las personas adecuadas para no causar inquietudes generales y no poner en riesgo tu posición laboral. A menos que seas nuestro siguiente personaje, quien lo puso todo el riesgo, pero tuvo un resultado completamente inesperado.

Caso # 3

Este ex empleado de Chipotle creyó que quejarse de los bajos sueldos que estaban ganando en la empresa era un tema para hacer público en Twitter. ¡Lo más raro de todo es que le funcionó! Uno puede usar sus plataformas digitales como prefiera (eso es lo bueno de ellas, que sirven como un medio de descarga en las que puedes ser tú mismo, sin ninguna restricción), pero de ahí a divulgar los temas económicos del negocio que paga tu renta, es otra cosa. No sabemos si el veterano de guerra de 38 años, James Kennedy, tenía la intención de que su jefe y compañeros leyeran su tweet, pero no sólo fue despedido, sino que llevó a la empresa a corte y ganó la demanda. Por lo menos la gracia le salió bien, pues el tribunal favoreció a Kennedy y le ordenó a la cadena de restaurantes volverlo a contratar y pagarle los salarios perdidos. ¡Una jugada arriesgada y uno de esos errores de social media que pudo haber sido catastrófico!

Caso # 4

El comediante Gilbert Gottfried, quien una vez fue la voz de Aflac duck, llevó sus payasadas al extremo al hacer chistes sobre el tsunami del 2011 en Japón. Sus tweets fueron el reflejo de alguien que cree que tiene todas las de ganar por tener al humor a su favor. Muchos temas son tan delicados que seas quien seas, no podrás salvarte. Los internautas acabaron con él de manera salvaje. Les dejamos unos ejemplos de lo que puso en Twitter para que saquen sus propias conclusiones:

“Japón me llamó. Dijeron que tal vez esos chistes son un éxito en Estados Unidos pero que aquí todos se están hundiendo”.

“Japón está realmente avanzado. No van a la playa. La playa va hacia ellos”.

A menos de una hora de haber publicado los mensajes, Gottfried fue despedido de sus obligaciones laborales.

Caso # 5

Uno de los errores en el social media más comunes es estar ebrio y publicar comentarios online. Simplemente, el alcohol y las redes sociales son dos cosas que no deben juntarse. El pitcher de la MLB, Mike Bacsik, lo supo tras un error que le costó su carrera deportiva. En 2010, el lanzador de las Grandes Ligas pasó a trabajar como productor de radio en un partido de la NBA en el que los San Antonio Spurs vencieron a los Mavericks de Dallas. Después del juego Bacsik hizo una publicación en Twitter que decía: “Felicitaciones a todos los mexicanos sucios de San Antonio”. Además de racista, el comentario de mal gusto le costó su trabajo y quedó rayado de por vida ante sus seguidores y las personas del medio.

Así como estos errores de social media, hay millones de personas que no lo piensan dos veces antes de publicar comentarios ofensivos en las redes sociales. Ten cuidado porque el más mínimo descuido puede poner en riesgo tu empleo, tu familia, tus amigos y hasta tu vida. Las plataformas digitales buscan que seas lo más “social” posible, pero eso no significa que tengas que sacar tu lado más monstruoso y falta de respeto. ¿Tú qué opinas sobre este tema? ¿Tienes alguna anécdota que quieras contarnos?

Comments are closed.