phoneadict
Sales de casa y puede que olvides llevar tu comida del día o incluso que dejes a Benny (tu mascota) sin su alimento. Pero jamás, por ningún motivo, dejarías de revisar el timeline de tu Instagram para ver qué hay de nuevo en las redes sociales, lo que -seguramente- será tema de conversación en el almuerzo… Ese que no te llevaste.

enfermo de las Redes Sociales

Si aún no lo aceptas (y no te culpamos) o simplemente quieres confirmar tu diagnóstico, estas son algunas señales de que eres un enfermo de las redes sociales:

  • El tema de las selfies llegó a otro nivel. Ya no es suficiente tomarte una en cada mural bonito que ves o con un gatito para alardear de su ternura, sino que enlazas todas tus redes sociales para que se publique en simultáneo y que nadie se deje de enterar, todos los días.

enfermo de las Redes Sociales

  • Te volviste experto en desarrollar todo un discurso entre 5 y 10 segundos. Sabes justamente cuántas palabras decir en un milisegundo, y todo para que tus amigos en Snapchat te entiendan, sólo por eso.

Snap

  • Escribes tantos tuits al día, haces tantos RT y usas tantos hashtags de trending topics, que ya pareces un community manager experimentado.

Twitter

  • Si en realidad tu perrito no se llama Benny, sino “Tinder”, sabes que la enfermedad ya invadió tu casa.

Tinder

  • Cuando ya estás en fase terminal, probablemente veas tu álbum familiar favorito e intentes darle “tap tap” a las fotos con tu dedo.

Enfermo de las redes sociales

Ya sea por escribir todos tus estados de ánimo o por publicar todos tus logros fotográficos, las redes sociales quizás son la enfermedad que más ocupad@ te mantiene y ¡no importa! porque, después de todo, sabemos que: #NoHayAntídoto ¿O sí?

Comments are closed.